Me ven ahora

1 de septiembre de 2013

Causa - Efecto




A falta de un clavo, se cayò la herradura. A falta de una herradura, se perdio un caballo. A falta de un caballo, se perdio un mensaje. A falta de una mensaje, se perdio la guerra".

Y TODO POR FALTA DE UN CLAVO EN LA HERRADURA
POR FAL
TA DE UN CLAVO DE HERRADURA
 

Esta famosa leyenda se basa en la muerte del rey inglés Ricardo III, cuya derrota en la batalla de Bosworth, en 1485, fue inmortalizada por el célebre verso de Shakespeare, “¡Un caballo, un caballo! ¡Mi reino por un caballo!”

3 comentarios:

  1. Son coincidencias que aun sin clavos ni caballos, suelen ocurrir en la vida diaria.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este mensaje, existente que por falta de una pequeñísimo objeto se pueda perder tanto.

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.