Me ven ahora

6 de abril de 2008

La pérdida de la tristeza (reflexiones)


"Si por desgracia se abriera alguna rendija de tiempo en la sólida sustancia de sus distracciones, siempre queda el soma: medio gramo para una de asueto, un gramo para fin de semana, dos gramos para viaje al bello Oriente , tres para una oscura eternidad en la luna”

"Un mundo feliz" ("Brave New World") de Aldous Huxley

¿Qué ocurriría si se descubriera un fármaco que nos cure de la tristeza como si fuese una enfermedad?

En 1980, la Sociedad Americana de Psiquiatría elaboró la tercera versión de su célebre manual para el diagnóstico de los trastornos mentales -Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorder, habitualmente conocido como DSM-, cuya influencia es tan vasta como silenciosa. El proyecto, originado a fines de los años 60, consiste en desarrollar un lenguaje neutro teóricamente, que permita el diagnóstico de las enfermedades mentales mediante una sintomatología objetiva, cuantificable y estándar. La reunión de 1980 se calificó como una "revolución del diagnóstico", dando lugar "a una nueva era de la psiquiatría".

Una de las modificaciones más importantes introducidas allí es la supresión de la antigua distinción entre depresión exógena y endógena o, dicho en otros términos, entre una "causada" y otra "incausada". A cambio de ello, se propuso una enumeración de síntomas -bastante conocidos, porque aparecen frecuentemente en los medios de comunicación-, en torno a un mínimo de los cuales, si persisten por cierto tiempo, se configura el diagnóstico de "depresión mayor", el que autoriza y aconseja la intervención profesional y la medicamentación.

Los académicos Allan Horwitz y Jerome Wakefield acaban de publicar un libro que lleva el título de esta columna, en el que atacan los presupuestos metodológicos y culturales del DSM-III y sus sucesores y, en particular, el cambio que allí se llevó a cabo respecto de la depresión. Su tesis central es que a partir de dicha reforma no existe un criterio de fondo que permita distinguir la tristeza (aflicción) sana de la patológica, y, así, muchas de las aflicciones y penas hoy diagnosticadas como depresión -que han aumentado gigantescamente desde entonces- son falsas depresiones. Ellos denuncian como un error muy grave el abandono de la distinción (que se remonta a Hipócrates y Aristóteles) entre la pena causada y proporcional a su causa, y aquella otra "incausada".

Hay una tristeza que es una emoción normal, y, aunque nos perturbe en extremo, no constituye un desorden mental. Este debate no es privativo de la psiquiatría: tiene consecuencias en políticas de salud pública y atañe a preguntas esenciales sobre la condición humana. Muchos miembros de las sociedades contemporáneas, compelidos a vivir en una "alegría artificial", están empezando a echar de menos la tristeza perdida, y acaso les resulta hoy más plena de sentido aquella pregunta de John Keats: "¿No ves cuán necesario es el mundo del dolor y de las tribulaciones para educar una inteligencia y convertirla en un alma?

Las sociedades contemporáneas compelen a una "alegría artificial".

Pablo Neruda

Oda a la tristeza

Tristeza, escarabajo
de siete patas rotas,
huevo de telaraña,
rata descalabrada,
esqueleto de perra:
Aquí no entras.
No pasa.
Ándate.
Vuelve
al sur con tu paraguas,
vuelve
al norte con tus dientes de culebra.
Aquí vive un poeta.
La tristeza no puede
entrar por estas puertas.
Por las ventanas
entra el aire del mundo,
las rojas rosas nuevas,
las banderas bordadas
del pueblo y sus victoria.
No puedes.
Aquí no entras.
Sacude
tus alas de murciélago,
yo pisaré las plumas
que caen de tu mano,
yo barreré los trozos
de tu cadáver hacia
las cuatro puntas del viento,
yo te torceré el cuello,
te coseré los ojos,
cortaré tu mortaja
y enterraré, tristeza, tus huesos roedores
bajo la primavera de un manzano.
Cuando yo muera quiero tus manos en mis ojos:
quiero la luz y el trigo de tus manos amadas
pasar una vez más sobre mí su frescura:
sentir la suavidad que cambió mi destino.
Quiero que vivas mientras yo, dormido, te espero,
quiero que tus oídos sigan oyendo el viento,
que huelas el aroma del mar que amamos juntos
y que sigas pisando la arena que pisamos.

Quiero que lo que amo siga vivo
y a ti te amé y canté sobre todas las cosas,
por eso sigue tú floreciendo, florida,

para que alcances todo lo que mi amor te ordena,
para que se pasee mi sombra por tu pelo,
para que así conozcan la razón de mi canto.
_______

24 comentarios:

  1. He dejado dos regalos para ti en mi blog.
    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Pero, Ulysses, ¿por qué? ¿Qué pasó?

    Por favor, vuelve.

    Te echaremos mucho de menos.


    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. En mal momento conozco este blog, que por cierto me encanta, el dueño se retira y no sabe si volverá. No es justo que un blog así de interesante se abandone, lo he conocido a través de la Abuela de Uruguay, me gustaria poder seguir leyendo a Neruda por aquí y todo cuanto tengas que contar, lo haces realmente bien, a pesar de tener esos 1000 años que dice el perfíl, por favor, deja la tristeza a un lado y regresa, estoy interesado en conocer el alma que crea este blog.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante se ha puesto tu blog y no sabes si volverás.
    No, por favor, piénsalo, tienes muchos lectores, los cuales muchas veces no comentamos, pero estamos atentos a cada entrada nueva.
    Tú decides, por supuesto,
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ....AYY!!...........Venmgo a saludarte...depu´s de algun tiempo.."desaparecida".......y........ me dejaste sin palabras......je... un nudo en la garganta.....me llevo esos versos de Nerudaa!!! que me eencantan.... rondando por mi mentee!!........GRACIAS!

    MUY BUEN COMIENZO DE SEMANA!!
    BESOOS Y ABRAZOOTESS ENORMESS! :)) ......

    ResponderEliminar
  6. A muchos les gustaría esa pastilla, sin embargo yo creo que el estar a veces triste ayuda a que tu sonrisa vuelva con más fuerza...

    Besotesssssssss

    ResponderEliminar
  7. La tristeza......es agonía
    Solo el tiempo dira si nos cura esa tristeza q embarga o nos enseña a convivir con ella.

    Tristeza:
    Eterna soledad que se queda en mí...

    Ya es tarde para decir que te amo
    tu mimo y tu beso no fue sincero
    y tu sonrisa si un veneno certero...
    En mi frente la decepción esta anclada
    y es la serpiente que anida en mi almohada
    congoja, culpa, dolor...una maldición!
    Tristezas que se clavan en mi corazón.
    ******************

    Cada vez que estamos tristes un poco o mucho...algo se va muriendo en el corazón.
    Necesitamos nuevas esperanzas y....
    gracias a la vida!....siempre las hay por ahí ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Ulysses: o sea para mi que vengo recien a conocer tu blog, es debut y despedida?, encuentro que es una medida desmedida , entonces si tu llegas me avisarás¿correcto?



    Visnja

    ResponderEliminar
  9. abuela ciber: Muchas gracias por tus regalos.

    MNB:Cuando vuelva espero aclarar las cosas, y responder.

    Haykus: si no vuelvo, hay material de neruda en el blog que puedes leer.

    Sureando:
    Gracias por tus conceptos.

    Corazon coraza: que bueno que te guste Neruda y que estes muy bien

    Patri: totalmente de acuerdo

    Mar : la tristeza puede ser una cura...


    Visnja Roje:
    Cuando llegue te avisaré, de acuerdo


    A todos los seguiré visitando en sus blogs.

    ResponderEliminar
  10. Yo paso cada dia por aquí aunque no comente, leo despacio ,pienso y algún día escribo.
    Toma un descanso, pero no te vayas.
    Habla de otras cosas si te apetece.
    Aquí, en los blogs ,no hay obligaciones y puedes adaptarte a tus necesidades .
    Estos días voy un poco apurada de tiempo ,leeré con más calma tu entrada y la comentaré porque me parece muy interesante y es importante de vez en cuando rendirse a la tristeza para remontar.Un abrazo,amigo, no te precipites al decidir .

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Fea la depresión, muy fea. Como la odio. Ni pariente de la tristeza, tan necesaria ella en ciertos momentos de la vida.

    ResponderEliminar
  13. ¿ a dónde vas?
    Esperaré tu regreso.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho lo que dijo Camino Incierto. Muy sabias sus palabras.


    Pamela: He pasado por enfermedades muy serias y sigo aquí, con muchos controles médicos, medicamentos,exámenes de sangre, ecografías,scanner,resonancias magnéticas y tantos más, pero nunca he tenido depresión. Eso sí que es obra de Dios. Pienso que es un ángel con el cual uno nace.

    Un abrazo y que nos devuelvan a Ulysses.

    ResponderEliminar
  15. Pero ¿cómo se mide si la causa es proporcional a la pena? Porque cada persona vive las cosas con una intensidad y es difícil saber si la pena que llega tras la pérdida se ajusta a lo esperado...
    Me parece muy bueno este post, lo cierto es q hace poco yo me puse a pensar que el período q hace poco mas de un año pasé sumida en la pena ha sido muy necesario para hoy ser quien soy y saber valorar las cosas.
    Y muchas gracias por esa piecita de Un mundo feliz, es uno de mis libros favoritos... yo creo q el soma ya existe en parte... y si no que se lo pregunten a los cocaínomanos.

    ResponderEliminar
  16. Pero las grandes depresiones son terribles... mi madre pasó por una. Algunas veces, me decía q por su cabeza pasaban imágenes horribles, de ella tirándose al tren, cosas de ese tipo. Sentía q no valía para nada. Ahora está mejor. Pero no soy partidaria de la medicación (auq ella la tomara) Eso es un atiborre innecesario. Lo q se necesita en esos momentos es desahogarse y q alguien nos escuche sin prejuicios establecidos sobre nosotros.

    ResponderEliminar
  17. Cierto grano de de tristeza puede ayudar algunas veces...pero la depresion es trise en si, y muy desolador....

    Esperaremos tu regrereso...

    ResponderEliminar
  18. Oye Ulysses, eso no se vale.¿Eres médico? ¿te vas a hacer alguna especialidad? ¿qué pasa?. Si no estás vinculado con el mundo de la psiquiatría, estás muy bien informado, pero, ¿qué es eso que te vas?. Please, por favor, escribe cuando puedas, pero no nos hagas eso, además, me debes la frase para mi segunda ronda de frases acerca de las mujeres.
    Si algo siempre me ha gustado dentro del amplio campo de la medicina, es la psiquiatría y estaba yo a gustísimo leyéndote. Aún puedes rectificar. No nos hagas eso hermanito.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Pensaba que quizá hubiese olvidado mandarte la invitación para participar con tu frase, pero no, la encontré en "Arte y Psiquiatría II", así que ratifico la invitación.
    Verdaderamente que sería un honor para mi manantial recibir tu aportación.
    Bendiciones!!

    ResponderEliminar
  20. El comentario suprimido lo quité yo porque salió repetido.No sé por donde empezar, a ver, siempre se necesita un descanso para renovarse,para llenarse de energía .No voy a presionarte en ningún sentido,no conozco tu vida personal,para mi ir de blog en blog es una de las pocas maneras que tengo de relación social,ya que mi salud y otras circunstancias me recluyen bastante en casa.
    Ya sé de qué quería también hablar , de la depresión.Bueno, yo he pasado también por operaciones y de hecho padezco enfermedades crónicas y degenerativas y vivo ya una depresión cronificada, todas mis enfermedades son crónicas.
    La palabra depresión o tiene connotaciones muy negativas o se usa a la ligera. Es una enfermedad como otra y necesita medicación como todas ,seguro que si nos dan pastillas para mantener el corazón bien no diremos que nos atiborran a pastillas, todos los transplantados tienen que atiborrarse a pastillas o no sobrevivirán,hay muchas enfermedades que requieren medicación de por vida o la alternativa ya sabemos cual es.
    Hace muchos años que tomo medicación para la depresión,la ansiedad y otras enfermedades graves y si no las tomara no podría mantener mi tono vital que, aunque sea reducido en horario,es muy importante para mis hijos.
    El ánimo se trastorna y se cae en depresión porque nuestra salud es escasa,delicada,no significa que uno desee morir,simplemente que se está en tan baja forma de tono vital que no se puede controlar el llanto,la tristeza, el cansancio .Somos química en un cuerpo físico y cuando se alteran por millones de razones de todo tipo habrá que hacer los ajustes necesarios para que la vida sea posible o tolerable.
    El desahogarse sirve para compartir las ideas,las penas pero eso no cura el tono vital,el ánimo ,los fallos entre los neurotransmisores neuronales ,eso lo hace la química y para ello están los profesionales y el seguimiento que hacen de los enfermos para cambiar dosis,principios activos,etc.
    Si no fueramos capaces de sentir tristeza,pena,compasión acabaríamos siendo insensibles ,dejariamos de tener empatía con los que sufren y este mundo sería más caótico de lo que lo es. Saludos

    ResponderEliminar
  21. Amigo Ulyses, primero que todo te cuento que mi ausencia se debe a la vorágine del trabajo que termino por atraparme, al leer tus comentarios se que también estas un poco desaparecido.

    Con respecto a tu post lo encuentro muy interesante y educativo, claro personalmente tengo un largo camino recorrido en este tema, y de tanto ir y venir termine por darme cuenta que la tristeza, la depresión solo son enfermedades del alma que algunos profesionales solo nos intoxican con fármacos parchando solamente esta dolencia, pero no se erradica, la clave esta en hacer el viraje interno.

    Un abrazo amigo, vuelve pronto.

    dereyamendigo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. eres un grande ulysses!
    te estoy agradecido por las largas horas de lectura amena, didáctica y original
    ánimate y piensa que a veces la melancolia es la alegria de estar triste (todo es pasajero)
    un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  23. querido, solo atino a decirte que al entrar al internet siempre visito primero tu pagina antes que cualquier otra. Eres parte de esta mi existencia y de los lazos que me conectan a este mundo, yo siempre tan dada a volar sin control. Ojala te tengamos para mucho rato.
    Te quiero mucho amigo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Amigos;
    gracias a todos por su apoyo, he vuelto a mi blog.
    Saludos y abrazos a todos

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.