Me ven ahora

23 de mayo de 2012

El Enfado Eugenio Barragán


El enfado

Estoy enfadado, mucho, se me ha caído mi diente de leche. Estoy enojado, demasiado, y he decapitado a mi oso de peluche. No ha sido como otras veces. Debajo de la almohada, sólo me han dejado un vale para canjearlo por la rueda de una bicicleta. Al coco oscuro lo ahuyenté con el fogonazo de mi linterna. Mis soldados de plomo se ahogan en el orinal. El ratón Pérez agoniza bajo el peso de mi cama. Sí, estoy muy disgustado. Sólo espero que amanezca para que mis padres tropiecen con la trampa que les he preparado.

El enfado
Eugenio Barragán

2 comentarios:

  1. Me encantan los relatos breves que sintetizan tantas emociones.

    Este en particular: aparentemente tan tierno, pero lleno de ironía y una cierta violencia; es quizás una metáfora de la escalada de violencia que emerge a diario y de las más diversas formas. Lo triste es que en más de alguna ocasión nos vemos envueltos y entramos en ella.

    Gracias Francisco por compartir este texto, que invita a la reflexión

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué genial! Si de pequeños hubiésemos tenido las ideas tan claras y ese empuje, otro gallo nos cantaría.
    Un beso

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.