Me ven ahora

5 de mayo de 2010

EL DOLIENTE ÓSCAR HAHN


ÓSCAR HAHN (Iquique, 1938): Estudió Pedagogía en Castellano en la Universidad de Chile. Fue profesor de Literatura en la sede universitaria de Arica, en la Universidad de Maryland y actualmente en la la Universidad de Iowa, Estados Unidos. Ha publicado: Esta rosa negra (1961); Agua final (1967); Arte de morir (1977); Mal de amor (1981); Imágenes nucleares (1983); Flor de enamorados (1987); Poemas selectos (1989); Estrellas fijas en un cielo blanco (1989); Tratado de Sortilegios (1992); Versos robados (1996) Antología Virtual (1996); Apariciones profanas (2002).


EL DOLIENTE



Pasarán estos días como pasan
todos los días malos de la vida
Amainarán los vientos que te arrasan
Se estancará la sangre de tu herida

El alma errante volverá a su nido
Lo que ayer se perdió será encontrado
El sol será sin mancha concebido
y saldrá nuevamente en tu costado

Y dirás frente al mar: ¿Cómo he podido
anegado sin brújula y perdido
llegar a puerto con las velas rotas?

Y una voz te dirá: ¿Que no lo sabes?
El mismo viento que rompió tus naves
es el que hace volar a las gaviotas

9 comentarios:

  1. Ulysses, qué bello poema has subido, cuánta verdad en él.
    Pasarán estos días...pasrán.
    Un abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. hahn gran valor

    a mi me gusta este:

    666 reencarnación de los carniceros


    Y vi que los carniceros al tercer día,
    al tercer día de la tercera noche,
    comenzaban a florecer en los cementerios
    como brumosos lirios o como líquenes.

    Y vi que los carniceros al tercer día,
    llenos de tordos que eran ellos mismos,
    volaban persiguiéndose, persiguiéndose,
    constelados de azufres fosforescentes.

    Y vi que los carniceros al tercer día,
    rojos como una sangre avergonzada,
    jugaban con siete dados hechos de fuego,
    pétreos como los dientes del silencio.

    Y vi que los perdedores al tercer día,
    se reencarnaban en toros, cerdos o carneros
    y vegetaban como animales en la tierra
    para ser carne de las carnicerías.

    Y vi que los carniceros al tercer día,
    se están matando entre ellos perpetuamente.
    Tened cuidado, señores los carniceros,
    con los terceros días de las terceras noches.

    abrazo francisco, espero que este bien, hace mucho que no veo tus pasos por allá:=)

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantó el poema!
    Gracias
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Poema elegíaco acerca de una palabra, que para mi, significa mucho: reconciliación.
    Salud¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. ¡Wow! ¡Qué lindo! ¡Me gustó! Sinceramente que es magnífico tu blog porque cuando paso, encuentro cosas...¡preciosas! como este poema que me encantó.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me has llamado a tu blog ,para leer esta poesía que me reconforta totalmente.
    Es como si la hubieses puesto pensando en el momento que estoy atravesando.
    Gracias muchas.

    ResponderEliminar
  7. un poema que desprende mucho sentimiento y como una especie de moraleja.

    biquiños,

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.