Me ven ahora

14 de febrero de 2012

El Mundo como deseo y representacion Robert Hass

Robert Hass en Madrid


Robert Hass es un poeta estadounidense nacido el 1 de marzo de 1941 ganador del Premio Pulitzer. Fue Poeta Laureado de Estados Unidos de 1995 a 1997.

Nacido en San Francisco, California, Hass es un poeta muy conocido en Estados Unidos tanto por la temática de sus obras como por la actitud que prevalece en sus poemarios. El alcoholismo de su madre es uno de los temas más relevantes de su poemario de 1996 Sun Under Wood. Durante la década de 1950 se aproximó a las figuras de Gary Zinder y Allen Ginsberg, hecho que motivó su cercanía en presupuestos a la poética beatnik. Tras licenciarse por la Escuela Católica de Marina, en 1958 comenzó a interesarse por el orientalismo y a prestar, en consecuencia, atención a manifestaciones literarias como el haiku. En la actualidad Hass está casado con la poetisa y activista contra la guerra Brenda Hillman, docente del Saint Mary's College.

El mundo como deseo y representación



Cuando era niño, mi padre, cada mañana,
algunas mañanas, por un tiempo, cuando yo tenía como diez o así,
le daba a mi madre una droga llamada disulfiram
Te hace vomitar si bebes licor.
Eran unas píldoras pequeñas y amarillas. Él las aplastaba
en un vaso, las disolvía en agua, le acercaba
el vaso y se quedaba mirando atentamente mientras bebía.
Era a finales de los años cuarenta, una época,
una sociedad, en la que los hombres se levantaban,
Y se iba al trabajo dejando a las mujer con los niños.
Su forma de guiñarme el ojo al estilo de los años cuarenta.
La observaba atentamente para que ella no pudiera “hacer una Tontería"
o “jugárnosla" a un par de tipos
Avispados como nosotros. Escucho esas frases
en películas viejas y empiezo a divagar.
La razón para aplastar las medicinas con tanto cuidado
era porque una píldora puede esconderse debajo de la lengua
y escupirse después. El motivo por el que este ritual
era llevado a cabo tan de mañana ─me decían,
y sabía que era verdad─ era que ella podía,
si quería, provocarse el vómito,
así que había que vigilarla hasta que su organismo
absorbiera el medicamento. Difícil expresar, en estas líneas,
el ritmo de todo el acto. Él molía dos píldoras
en un vaso hasta pulverizarlas, lo llenaba de agua,
se lo daba a ella y la veía tomar.
En mi recuerdo él está usando un traje gris,
de punto de espiga, y una camisa blanca que ella había planchado.


Algunas mañanas, como en aquellas historietas
en las que Dagwood se largaba pronto para aplacar
A Mr. Dithers y dejaba a Blondie con las migajas
de tostadas y riachuelos de yema de huevo
por limpiar antes de irse de compras
─lo que la historieta llamaba maratón de compras─
con Trixie, nuestro vecino de de puerta, mi padre
tomaba uno de los primeros buses y me dejaba a mí
la vigilancia. “Échale un ojo a mamá, camarada”.
¿Conoces aquel pasaje de la Eneida? El hombre
que abandona la ciudad que arde con su padre
en hombros y que sostiene la mano de su pequeño hijo
con la intención de ayudar entre los tapices en llamas
y las columnas que se caen mientras el profeta ciego,
con los brazos elevados al cielo, aúlla desde la cámara interior:
La gran Troya hecha cenizas. La gran Troya ya no existe”.
Arrebujada en su albornoz, compungida y dócil,
en la mesa de la cocina mi madre sentía náuseas y bebía,
bebía y sentía náuseas. De algún lugar tomamos nuestra primera idea
Moral sobre el mundo, sobre la justicia y el poder,
el género y el orden de las cosas-en cualquier cosa

Tiempo y materiales" por Jaime Priede. Bartleby editores, Madrid, 2008.

2 comentarios:

  1. Todo va en el corazón. Que es más sabio que el cerebro. Besitos y feliz día de San Valentín. TQM.

    ResponderEliminar
  2. Un gran poema. Perturbador.
    Porque es la descripción de una de aquellas escenas que cuando quedan clausuradas ocurre lo que también se insinúa: la construcción de un modelo distorsionado acerca del orden "moral sobre el mundo, sobre la justicia y el poder, el género y el orden de las cosas-en cualquier cosa"

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.