Me ven ahora

30 de junio de 2009

Ambrose Bierce Luto


Una mujer con gasas de luto lloraba sobre una tumba.

Consuélese, señora - dijo un simpático forastero – . La misericordia del cielo es infinita. Habrá otro hombre en alguna parte, además de su marido, que todavía puede hacerla feliz.

Había – sollozó la mujer-, había, pero ésta es su tumba.

11 comentarios:

  1. Sinceridad.
    Supongo que este hombre bien merecía esta verdad.
    No obstante, pudo ser anteriormente viuda.

    ResponderEliminar
  2. Ironías de la vida. ¡Qué gran micro!, cuánto dice sin decir apenas nada.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  3. genial remate!!

    como para el santiago en cien palabras:=)
    muakismuakis

    ResponderEliminar
  4. AMEN. CUANTO SE PUEDE DECIR CON TAN POCAS PALABRAS.
    SALUD.

    ResponderEliminar
  5. Que gran fidelidad, respetando aùn su alma
    salu2
    :D

    ResponderEliminar
  6. Cuernos con sensibilidad y elegancia...
    Creo que hubo hasta amor...
    Salud

    ResponderEliminar
  7. ¡que mala suerte!
    ironías del destino.
    bicos,

    ResponderEliminar
  8. Excelente.

    El amor no se firma, simplemente se entrega.

    ResponderEliminar
  9. Un poco de humor negro no viene mal.Besos

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.