Me ven ahora

5 de junio de 2009

El emperador de la China


Cuando el emperador Wu Ti murió en su vasto lecho, en lo más profundo del palacio imperial, nadie se dio cuenta. Todos estaban demasiado ocupados en obedecer sus órdenes. El único que lo supo fue Wang Mang, el primer ministro, hombre ambicioso que aspiraba al trono. No dijo nada y ocultó el cadáver. Transcurrió un año de increíble prosperidad para el imperio. Hasta que, por fin, Wang Mang mostró al pueblo el esqueleto pelado del difunto emperador. “Veis —dijo—. Durante un año un muerto se sentó en el trono. Y quien realmente gobernó fui yo. Merezco ser gobernador.” El pueblo, complacido, lo sentó en el trono y luego lo mató, para que fuese tan perfecto como su predecesor y la prosperidad del imperio continuase.


17 comentarios:

  1. Pues eso le pasó por ser tan avaricioso. Bien merecido lo tuvo. Ea!!!. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. no se puede codiciar lo que le pertenece a otro.
    esto no siempre sale bien.

    hola te invito a que pase por mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Interesante metáfora real.
    Codicia lo que no es tuyo, y lo que es tuyo, será de los demás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Casi tan perfecto como este micro que nos regalas.
    Y qué gran enseñanza.

    ResponderEliminar
  5. jodido pueblo... hay que ver como se las gasta.

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Tuvo lo que merecia, por avaro, por soberbio .
    Buen micro si señor

    ResponderEliminar
  7. Ja Ja buenisimo.
    Su ego lo mato.

    Buen domingo.

    Cariños

    ResponderEliminar
  8. Muy ejemplificador, bueno con los chinos no se anda en medias aguas,
    y los emperadores eran como sus dioses.
    bonito cuento
    saludos
    Antonia

    ResponderEliminar
  9. Hasta tal punto deseó la suerte ajena que la compartieron...

    ResponderEliminar
  10. La lógica de la masa es absolutamente irracional.
    Besos felinos.

    ResponderEliminar
  11. JA JA JA. Perdona, pero me dio risa.

    Los cuentos chinos son muy buenos y sabios.

    ¡Qué bueno que hayas puesto música!

    El Emperador es de mis preferidos.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  12. Vio? por la boca muere el pez. Mejor se hubiese quedado calladito gobernando muchos años más.

    ResponderEliminar
  13. Interesante.
    Ojo por ojo, diente por diente....o no??
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. es buenísimo.

    estos orientales siempre tienen un pensamiento muy acertado para todo.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  15. ¿La ambición rompe el saco...o el fin del suplicio chino? Se lo tomaron muy a la letra el hecho de que un muerto gobernase, jajaja.

    Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.