Me ven ahora

28 de junio de 2009

Cortísimo Metraje Julio Cortázar

Julio Cortazar

Cortísimo metraje


"Automovilista en vacaciones recorre las montañas del centro de Francia, se aburre lejos de la ciudad y de la vida nocturna. Muchacha le hace el gesto usual del autoestop  tímidamente pregunta si dirección Beaune o Tournus. En la carretera unas palabras, hermoso perfil moreno que pocas veces pleno rostro, lacónicamente a las preguntas del que ahora, mirando los muslos desnudos contra el asiento rojo. Al término de un viraje el auto sale de la carretera y se pierde en lo más espeso. De reojo sintiendo cómo cruza las manos sobre la minifalda mientras el terror poco a poco. Bajo los árboles una profunda gruta vegetal donde se podrá, salta del auto, la otra portezuela y brutalmente por los hombros. La muchacha lo mira como si no, se deja bajar del auto sabiendo que en la soledad del bosque. Cuando la mano por la cintura para arrastrarla entre los árboles, pistola del bolso y a la sien. Después billetera, verifica bien llena, de paso roba el auto que abandonará algunos kilómetros más lejos sin dejar la menor impresión digital porque en este oficio no hay que descuidarse".

22 comentarios:

  1. JULIO NOS ENGAÑA, IGUAL QUE LA "inocente" AUTOESTOPISTA ENGAÑA AL CONDUCTOR "presunto violador".
    ME HA ENCANTADO LA FORMA DE RELATARLO, COMO VIENDOLO DESDE EL VISOR DE UNA CAMARA... Y UTILIZANDO SOLO LAS PALABRAS NECESARIAS, CASI TELEGRAFICAS.
    SALUD.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, es que me gusta muchísimo Cortazar. Y tengo que reconocer que he leído poco de él así que, como estoy de nuevo abierta a beberme los libros como hacía hasta hace algún tiempo, y teniendo en cuenta que tengo en casa varios suyos, empezaré por releer Rayuela y después, si quieres, me recomiendas por cuál he de seguir... ¿sí?
    Gracias amigo, por seguir con todos nosotros.
    Besitos de cereza.

    Queralt.

    ResponderEliminar
  3. Para aprender, siempre para aprender. Bonito relato, casi una noticia tipo para un hecho cada vez más frecuente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. telegráfico y preciso qué más!!
    bien por los que disfrutan esta lectura
    pero el desarrollo de ella nos hace adentrarnos en el plano psicológico de sus personajes.


    un abracito de lana para este frío invierno:=)

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno.

    Tal vez nos quede en el tintero que debemos de saber dar para recibir, ser mas solidarios, etc.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Me has visitado y como corresponde vengo a devolverte tu visita y lo que he visto me ha gustado por la brevedad, para serte sincera. Brevedad, calidad y buena elección de los textos.
    Noto que los blogs que visto con frecuencia deben ser así Huyo de la sensación de ser superficial por no poder leer con calma un largo texto en una pantalla de computador. Otra cosa sería si lo tuviera entre mis manos en un oloroso papel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Como dice Groucho, hay mucha habilidad para engañarnos y hacernos confundir los papeles de víctima y verdugo, aunque creo que su voluntad debió ser precisamente esa: darnos a entender que ambos eran verdugos y ambos eran víctimas. El final hubiera podido ser justo el contrario... Muy interesante. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  8. No recoger a nadie en el auto.
    No subir al auto de nadie.
    ¿Existe el verdugo sin víctima?

    La perfecta ambigüedad del texto es asombrosa. Provoca la duda, la confusión. Son del mismo modo ambiguos los personajes.
    Me recuerda las historias de Marcelo, del blog "La menor idea"

    ResponderEliminar
  9. Cortìsimo erotismo¡¡¡ Se quedò corto Cortàzar. ¿La foto? Sugestiva. Ulises, persiste en esa vena eròtica de nuestros escritores hispanoameridanos.

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno Cortazar.Me gustó leerlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Ameno relato. Inesperado el final.

    Es verdad... no hay que subir a gente desconocida al auto.

    Muy bueno. Me encantó la fotografía.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  12. Este cuento si lo conocía, si mal no recuerdo está en Último round, pero llevaba mucho sin releerlo; me gusta.
    Esa habilidad que tenía Cortázar para jugar con las palabras...

    Besos Ulysses.

    ResponderEliminar
  13. Si es que ya no se puede fiar una de nadie...
    Narrado con ese aire de telegrama intenso, pone casi los pelos de punta. Espléndido Cortázar.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  14. De los cuentos mas breves que eh leìdo, muy buen autor es algo bueno para las vacaciones.
    salu2

    ResponderEliminar
  15. Triste, pero cierto...por eso es que yo no manejo. Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar
  16. Me impresionó la capacidad del autor cuando debe precisar palabras, economiza el lenguaje, lo dice todo sin ambages. Pero quedo corta la historia, irónicamenre...
    Creo que no podré olvidar esta obra, pues son muy pocas las que conozco que pudieron llegar a tal economiía lingüistica, como diría mi profesor del cursillo, Israel, el lingüista.

    ResponderEliminar
  17. Crítica Constructiva:
    El punto final se coloca fuera de las comillas “...".
    Fuente: DPD

    ResponderEliminar
  18. Gracias Anónimo aprecio la critica constructiva

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.