Me ven ahora

21 de julio de 2009

La inmiscucion terrupta Julio Cortázar (Último Round 1969)



En 1969, se publicó la obra de Julio Cortázar titulada Último Round. En ella está incluido el cuento La inmiscusión terrupta, escrito en gíglico, un lenguaje inventado por él. Muy recomendable para pensar qué decimos, qué queremos decir, cómo lo hacemos, qué inventamos al decir, si significa algo lo que decimos, qué nos comunica y nos incomunica de nuestro lenguaje, del de nuestros alumnos, qué límites tiene nuestro lenguaje, cuántas formas hay de decir lo mismo, cuánto puede significar una sola cosa, qué podemos crear, imaginar, sugerir, deshacer y hacer con las palabras, en la educación y en la vida en general. Y muchas otras cosas…

La inmiscusión terrupta


Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca a la Tota y ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Pero la Tota no es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.

– ¡Asquerosa! – brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazoca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivorearle un suño a la Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abrocojantes bocinomias. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre a la Tota sin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de esas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgandose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las gladiofantas.

– ¡Payahás, payahás! – crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rijo enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.

– ¿Te das cuenta? – sinterrunge la señora Fifa.

– ¡El muy cornaputo! – vociflama la Tota.

Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafotos en plena tetamancia; son así las tofitas y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y se quedan tan plopas.

14 comentarios:

  1. ¿Gìglico? ¿Què es esto? ¿Lenguaje inventado por èl? ¿Podrìas explicar esto? ¿Què es un lenguaje? Y, en especial, lenguaje literario. Porque, el texto, al fin y al cabo, es un texto literario.¿Estoy en lo cierto? A mi parecer, son palabras compuestas que, supongo, se entienden. He leìdo crìticas acerca de la obra de Joyce, en especial, de Finnengans Wake,(acepto no haber leìdo esta obra) ¿existe traducciòn al español? Creo, Cortàzar intenta traducir al español lo que Joyce revoluciona en la lengua inglesa. ¿Serà? Esto es un buen tema. Ojalà, aportaras algo màs. Es un tema muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. pues por momentos parece que se entiende algo y luego ya no... sí que uno se da cuenta de la disputa y de la conciliación posterior...

    no tenía ni idea de esto que cuentas... pero ni idea, vamos.

    ha estado bien.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  3. Plus que transpa.
    Mis conseras gratulancias.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena publicación, son juegos que solo se pueden permitir grandes escritores. Excelente el aporte del video.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. jajajaja Este tío era un genio!
    Salud

    ResponderEliminar
  6. Sana forma de desformar un idioma tan rico en palabras.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. las palabras siempre mudan
    bastante huidobriano el texto

    besitos de luz
    gracias por dejar tu huella Francisco

    ResponderEliminar
  8. Creo, Cortàzar no "inventa" el lenguaje Gìglico, màs bien, lleva o traduce a la novela lo que la poesìa ya habìa experimentado: el poema abierto a la participaciòn creativa y lùdica del lector. En el lector se recrea el poema. Existe un precedente en Lewis Carroll: Jabberwocky y La caza del Snark y, caso aparte, James Joyce en "Finnengans Wake" en la lengua inglesa. Pero es con las vanguardias que se opera esta experiencia literaria: los dadaìstas, Huidobro, Miguel Angel Asturias y Mariano Brull en la lengua española, utilizando la jitanjàfora, la palabra sin significado pero con musicalidad, las palabras compuestas y el absurdo. Ejm. de Mariano Brull:

    fililama alabe cunde
    ala olalume alìfera
    alveolea jitanjàfora
    liris salumba salìfera


    Asì pues, la poesìa se adelanta con mucho a las experiencias literarias en la novela. Cortàzar abreva en estas experiencias y las traduce en su novela Rayuela en su texto eròtico del capìtulo 68. En sì, la novela de Cortàzar, sugiere al lector lecturas diferentes. Està demàs, decirlo. Todos aquellos que han leìdo Rayuela lo saben.
    Salud¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Cortázar se da el lujo de inventar palabras y si tenemos buena voluntad las podemos entender dentro del contexto. ¿O no?
    Creo que debería tener un DJC.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  10. Hola!!!

    ¡Qué lindo!!!!!
    No puedo ver el video, a lo mejor es Internet, la disputa esta siempre en un grande como él......

    Iré a ver como vas en el concurso, éxitos!!!! Y buen fin de semana.

    Un besote y abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  11. Por lo menos a mi me gustó!!!!
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  12. Ahora lo tengo claro.
    Creo que mi nieto de año y medio está aprendiendo a hablar en ...gíglico.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Aaahhh !!! qué lindo que hayas traído esta locura de letras, que increíblemente, se entiende lo más bien ¿o no?

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.