Me ven ahora

28 de enero de 2010

Frenesí de William Drummond



«Una dama sentía tal frenesí por cierto predicador llamado Mr. Dod, que le pidió a su marido que le permitiese acostarse con él a fin de procrear un ángel o un santo; el permiso fue dado, pero el parto fue normal.

5 comentarios:

  1. Si es que cualquier excusa es buena, y tambien es que hay cada unooooo..

    SaLuDoS MiL

    ResponderEliminar
  2. Ya pero el nene a lo mejor fue santo...
    Angel no creo por lo de las plumas...
    Salud

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.