Me ven ahora

20 de enero de 2010

Jorge Luis Borges- Elvira de Alvear


Elvira de Alvear


¿Quién fue Elvira de Alvear?


Musa de Borges fue Elvira de Alvear. Es la Beatriz Viterbo de “El Aleph” y la Teodelina Villar de “El zahir” (y también Delia Elena San Marco y la Beatriz Frost de “El congreso”). Elvira tenía ocho años menos que Borges. Murió en 1959, a los cincuenta y dos años, precisamente para la época en que Borges estaba escribiendo “El Aleph” (donde Borges dice que “todos los Viterbo eran medio locos”). Era hija de Diego de Alvear, jefe de una de las familias más ricas del patriciado argentino , y de Cotita Cambaceres.

El matrimonio de sus padres fue curioso, se creía que la llegada del cometa Halley, en 1910,era el fin del mundo, pese a las opiniones de los científicos en contrario. Incluso hubo un casamiento, el de Cotita Cambaceres con Diego de Alvear, que la novia, que era viuda, apuró ante la inminencia de la llegada del Cometa, pese a que no se había cumplido totalmente el período de duelo. Quería, dijo, rescatar aunque sólo fuera algunos momentos de felicidad antes del colapso. Lo increíble es que entre el 1º de enero y el 18 de mayo de 1910 hubo 427 suicidios que, según las cartas que dejaron los muertos, eran motivados por el miedo a la catástrofe final.

Borges la visitaba los sábados, cuando ella no le daba plantón, cosa que ocurría a menudo. Caminaban por el barrio de Belgrano, silenciosamente. En 1930 se radicó en París, donde sacó una revista, Imán. Cuyo jefe de redacción es el mismo Carpentier, sufragada por la escritora argentina Elvira de Alvear. Aunque la revista "de la cual apenas se editó un solo número en París", tuvo muy escasa circulación, es curioso constatar que Carpentier, por medio de Rafael Alberti, conoce la poesía de Pablo Neruda, quien le manda el manuscrito de "Residencia en la tierra" desde Java. Se le pagan los derechos de autor a Neruda. Pero como Imán cierra las puertas cuando Elvira de Alvear regresa inesperadamente a la Argentina, Carpentier envía Residencia en la tierra a Madrid donde José Bergamin lo publica en Cruz y Raya en 1934"

Volvió a Buenos Aires en 1937. Borges, cómo no, le prologó un libro de poesías, "Reposo"*. Poco a poco se fue volviendo loca en su mínimo apartamento de San Telmo, donde Borges la iba a ver . Hablaban de la larga novela que ella estaba supuestamente escribiendo (“que al principio estaba hecha de palabras y al fin de vagos rasgos indescifrables”). Obesa, pálida y ausente lo invitaba a sentarse en el comedor y llamaba con su campanilla de plata a una servidumbre inexistente. En “El Aleph” es retratada como alta y frágil, de andar torpe y gracioso, aniñada, de desdenes crueles , de grandes y afiladas manos hermosas. Le dedicó, monográficamente, uno de sus más bellos poemas:

Elvira de Alvear


Todas las cosas tuvo y lentamente

todas la abandonaron. La hemos visto

armada de belleza. La mañana

y el claro mediodía le mostraron,

desde su cumbre, los hermosos reinos

de la tierra. La tarde fue borrándolos.

El favor de los astros (la infinita

y ubicua red de causas) le había dado

la fortuna, que anula las distancias

Como el tapiz del árabe, y confunde

deseo y posesión, y el don del verso,

que transforma las penas verdaderas

en una música, un rumor y un símbolo,

y el fervor, y en la sangre la batalla

de Ituzaingó y el peso de laureles,

y el goce de perderse en el errante

río del tiempo (río y laberinto)

y en los lentos colores de las tardes.

Todas las cosas la dejaron, menos

una. La generosa cortesía

la acompañó hasta el fin de su jornada,

más allá del delirio y del eclipse,

de un modo casi angélico. De Elvira

lo primero que vi, hace tantos años,

fue la sonrisa y es también lo último

El Hacedor (1960)

* Elvira de Alvear , Reposo, Buenos Aires, M. Gleizer,1934

14 comentarios:

  1. no se puede escribir tan bien......grande Borges...gracias por compartirlo..
    abrazo

    ResponderEliminar
  2. te agradezco tu apoyo a mi blog ...se nota que sos un buen tipo..
    pero ahora suprimo esa entrada..ya me sirvio para comprobar algo...
    beso y gracias

    ResponderEliminar
  3. Hola:

    No tenía idea de este cuento...

    Precioso el poema.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hermoso el poema, y la acotación de Elvira de Alvear, muy interesante. Borges siempre me ha producido una extraña mezcla de sensaciones.
    Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  5. No sé como lo haces, pero siempre venir a verte es un remanso de Paz.
    Que sepas que me te he agregado a FB, aunque allí ni sea PEGASA, ni tenga nada que ver con mi blog. Pero siempre es gratificante tenerte tan cerquita sea donde sea.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Se me olvidaba recordarte que te dejé hace un tiempecito un premio para ti, en mi casa para que lo recogieras. Ea!!!. Por que tú lo vales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen Rueda: a pesar de todo conservo tu premio

      Eliminar
  7. Pues si era su musa, por algo seria...
    Salud

    ResponderEliminar
  8. Tengo una curiosidad anormal por las historias de los demás...Uff! Las veces que habré preguntado cómo os conocisteis a mis amigos enamorados, encaprichados y demás tipos de fascinación.
    Tratándose de Borges estos detalles son de agradecer. Quién y por qué influenció en sus trabajos...
    La imagen de ella tras los años me llegó al alma.
    El poema es precioso.
    "De Elvira
    lo primero que vi, hace tantos años,
    fue la sonrisa y es también lo último"

    Ayer leí esta entrada y ni supe poner respuesta. Me quedé sin palabras...Y ya es difícil contener esta lengua jaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola!!!!!!!

    No sabia de ella, se que la cultura no es mi fuerte, solamente lo que veo en el aquí y ahora me atrae mucho, se de Borges, pero no sabia de su musa, gracias por compartir nuestra historia con el mundo.

    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por dejarnos esta información sobre Borges y su inspiración Elvira de Alvear.
    Interesante.
    Un cariñoso saludo Ulysses

    ResponderEliminar
  11. No sabía nada de "Doña" Elvira Alvear y digo Doña por que me parece una gran señora...

    .. muerta tan joven..

    .. y la poesía relata su estilo, su raza, su amabilidad, su sonrisa... al principio y al final..

    ... Me encantó... por que está lleno de sensibilidad y de amor de ese verdadero.. del que dura.... todo una vida... sin que pase nada..

    ... Los maestros tienen eso.. que lo que tocan lo hacen eterno... y hablo de los buenos maestros ULISES..

    Con respeto a la que haya ganado la derecha en tu país, aquí por lo menos en mi tierra, no parece que pinte mal...

    .. además se dice por acá que no habia grandes diferencias de programa entre ambas formaciones de partidos a derecha e izquierda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Sabes? mi tierra está muy ligada a las bodegas Alvear... Que sorpresa al leer tu post!


    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  13. Que historia mas bella y a la vez triste, pobre mujer acabar asi, la locura no respta nada ni a nadie.

    Gracias por traer la historia, ahora ya conozco un poco más a este genio.

    bss

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.