Me ven ahora

25 de marzo de 2013

Marina Tsvietáieva, Poemas

Poemas
Obra Pictórica: "Marina Tsvietáieva", Esther Rodríguez Cabrales

Marina Ivánovna Tsvetáyeva (en cirílico Марина Ивaновна Цветaева) fue una destacada poetisa rusa (26 de septiembre de 1892 - 31 de agosto de 1941).

Me dirijo exigiéndote
y pidiendo que me amen.


Días y noches hablando y escribiendo:
La verdad que se afirma o que se niega.
La tristeza me invade con frecuencia.
Con sólo veinte años.

Me espera –ya lo sé–
El seguro perdón por las ofensas,
por toda mi irrefrenable ternura
y por mi aire demasiado altivo.


Por la velocidad de los sucesos,
Por la verdad y el juego…
Me tienen que escuchar.
Y amarme antes que muera

8 de diciembre e 1913

AMIGA


Bajo la manta de felpa
evoco el sueño de ayer.

¿Qué, de quién fue la victoria?
¿Quién se dejó vencer?


Otra vez el recuerdo,
otra vez el dolor.

Lo que no tuvo nombre,
¿puede llamarse amor?


¿Quién fue cazador? ¿Quién presa?
¡Todo endiablado, al revés!

¿Qué oyó el gato siberiano
ronroneando a placer?


En aquel duelo obstinado,
¿qué mano daba el saque?
De los dos corazones,
¿cuál volaba a galope?


Con todo, ni sé qué fue,
qué quiero, o por qué me quejo.
Sigo sin saber: ¿vencí
o me vencieron?


23 de octubre de 1914

(A Alia, su hija)


Algún día, criatura encantadora,
para ti seré sólo un recuerdo,

perdido allá, en tus ojos azules,
en la lejanía de tu memoria.

Olvidarás mi perfil aguileño,
y mi frente entre nubes de humo,


y mi eterna risa que a todos engaña,
y una centena de anillos de plata


en mi mano, el altillo-camarote,
mis papeles en divino desorden…


Por la desgracia alzadas, en el año terrible,
Tú eras pequeña y yo era joven.


Noviembre de 1919

REGRESO DEL LÍDER



El caballo… cojo.
La espada… oxidada.
¿Quién es el líder
jefe de multitudes?


Paso –una hora –.
Respiro –un siglo–.
Mirando hacia lo bajo,
donde se encuentran todos,.

Enemigo o Amigo
espina o Laurel.
Todo sueña.
El Caballo es él.


El caballo… cojo.
La espada… oxidada.
La capa, vieja.
das derecho el cuerpo.


3 de julio de 1921


Cruel edad,
Amor perseverante.
Manos: resplandor y sal.
Labios: azabache y sangre.


Trueno en el pecho izquierdo,
en la frente resentido.
Así –la frente en la piedra–,
¿quién te ha amado?


¡Adiós, intenciones! ¡adiós, ficciones!
Aquí –alondras–, aquí –madreselva–,
aquí –con las manos llenas–, entregada
a mis salvajadas –y a mis sedas–,
a mi arcoíris de llanto,
a mis murmullos, tanteos…

¡Vida querida!
¡Deseosa todavía!
Recuerda el peso
En el hombro derecho.

Rumores anochecidos…
¡Con las aves me levanto!
Mi radiante plumazo
surca tu manuscrito.

12 de junio de 1922

La vida miente inimitablemente:
más allá de la espera, la mentira…
Mas por el temblor en todas las venas
¡podrás distinguir la vida!

Es como echarse sobre el trigo: zumbido, azul…
(¡Aunque sea echar mentiras!) –calor, atalaya…
Rumor, en la madreselva, de cien rejos.
¡Alégrate! – ¡Es un llamado!
y no me reprendas, amigo mío.
Tan fascinante están nuestras almas,
que ya la frente se abisma en el sueño.
Di, ¿por qué, si no, cantabas?


En el libro blanco de tus silencios,
en la arcilla salvaje de tus “sí”–
callada agacho la frente
porque mi palma es la vida.


8 de julio de 1922

HILOS


Paciencia: así la piedra rompen.
Paciencia: así la muerte esperan.
Paciencia: las noticias maduran.
Paciencia: que la venganza llega.

Te esperaré –con los dedos anudados–
Así la Soberana espera su mancebo.
con paciencia, como la rima esperan;
con paciencia, se les roen las manos.

Te esperaré –la mirada en la tierra.
Dientes los labios. Pasmo. Piedra.

Con paciencia, como el placer prolongan.
Con paciencia, como ensartan las cuentas.


Crujido de trineo; crujido en una puerta.
Estruendo del viento.
Llegó el más alto decreto:
cambio de reinado: el cortesano vuelve.


Y la casa:
No es terrestre
pero es mía.

27 de marzo de 1923

Traducción Lola Díaz. Versión Severo Sarduy.


Fuente: Marina Tsvietáieva, "Antología poética". Poesía Hiperión. Madrid, 1996.

2 comentarios:

  1. Qué belleza de poemas, me ha gustado especialmente el que dedica a Alia, su hija. Me ha emocionado.
    Gracias Francisco, por este nuevo descubrimiento.
    Un abrazo, mi querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. Descubro a esta poeta y lamento que se haya ido tan prematuramente desde este valle de sufrimientos.

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.