Me ven ahora

30 de agosto de 2009

Jaquemate o como jugar contra la muerte


Mural del pintor medieval de iglesias Albertus Pictor


Antonius Block, un caballero cruzado, regresa con su escudero a su tierra natal de Suecia después de 10 años de ausencia en las Cruzadas. Se encuentra con una comarca diezmada por la peste. La figura de la Muerte aparece para reclamar a los habitantes de su pueblo y éste decide retar a la Muerte a un juego de ajedrez y con ello ganar tiempo para así encontrar un acto cuya ejecución le dé sentido a su vida antes de morir. (Esta escena está inspirada en un mural del pintor medieval de iglesias Albertus Pictor ("Albert Målare"), quien también aparece como personaje en la película.)

En el final de la Edad Media o Alta Edad Media. Vemos al hombre que pierde la fe. A otro que no cree (nacimiento del hombre burgués) y el concepto iconográfico que se queda grabado en el hombre contemporáneo de la "Danza Macabra". El eterno discurso sobre el hombre y la muerte



- Usted no puede ganar.
- Tampoco puede empatar.
- Ni siquiera puede abandonar el juego.


Nicanor Parra



Por lo menos una semana, estaré ausente

14 comentarios:

  1. para qué jugar si ya todo se ha perdido

    ResponderEliminar
  2. ¿No será la eterna fantasía de que podemos "negociar" con Dios cuando necesitamos algo,con la Muerte,etc?
    Puede ser que no haya más que lo que hay delante de nuestros ojos.Besos

    ResponderEliminar
  3. la muerte es la otra compañera...

    salutos

    ResponderEliminar
  4. Pero debemos ser con nosotros mismos tan íntegros como lo fue el célebre filósofo griego Sócrates, cuando afirma: "El temor a la muerte, señores, no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello que no se sabe. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano, nadie lo sabe, y sin embargo todo el mundo le teme como si supiera con absoluta certeza que es el peor de los males".

    Aunque si contamos con dos certezas irrefutables. Sabemos que es absolutamente cierto que habremos de morir y también que es absolutamente incierto cuándo y cómo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los bellísimos minutos
    de I.Bergman. Esa película yo la ví demasiado joven y ahora puedo valorarla mucho más. Inolvidable partida de ajedrez, con el sonido de las olas del mar y la potente imagen en blanco y negro.

    ResponderEliminar
  6. La parca siempre juega con nosotros, lo hace con ventaja y siempre nos espera en la meta...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Inevitable, siempre llega, y a pocos se les escapa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Sigo con mi diabólica deformación futbolística:

    El partido del domingo, por clasificatorias mundialistas ante Venezuela, no se puede perder... ni siquiera empatar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. En esta incertidumbre de certezas, siempre supe que moriré joven. Lo siento,pero lo creo así.

    ResponderEliminar
  10. Que buenas las preguntas y, que inteligibles las respuestas!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante como se ha planteado el tema. Y su desarrollo impecable.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. la muerte produce siempre escalofríos.

    mala compañera para nada.

    bicos,

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno, gracias!.
    La muerte nos define.

    Ave, Ulysses, morituri te salutant!

    ResponderEliminar
  14. Me quedé con gusto a poco. Estaba buena la película. Y la playa con esas piedras bañadas por las olas me encantó.

    Yo no temo a la muerte. Soy tan curiosa que me intriga saber como será el dejar este mundo e irme al otro (si es que hay otro).

    Hace muchos años que no juego ajedrez.

    ResponderEliminar