Me ven ahora

25 de marzo de 2011

Carta del suicida Gonzalo Rojas (Chile, 1917-)




Juro que esta mujer me ha partido los sesos,
Por que ella sale y entra como una bala loca,
Y abre mis parietales y nunca cicatriza,
Así sople el verano o el invierno,
Así viva feliz sentado sobre el triunfo
Y el estomago lleno, como un cóndor saciado,
Así padezca el látigo del hambre, así me acueste
O me levante, y me hunda de cabeza en el día
Como una piedra bajo la corriente cambiante.

Así toque mi cítara para engañarme, así
Se habrá una puerta y entren diez mujeres desnudas,
Marcadas sus espaldas con mi letra, y se arrojen
Unas sobre otras hasta consumirse.

Juro que ella perdura porque ella sale y entra
Como una bala loca,
Me sigue a donde voy y me sirve de hada.
me besa con lujuria
tratando de escaparse de la muerte,
y, cuando caigo al sueño, se hospeda en mi columna
vertebral, y me grita pidiéndome socorro,
me arrebata a los cielos, como un cóndor sin madre
empollado en la muerte.

3 comentarios:

  1. a propósito de Gonzalo Rojas,
    mañana en pleno centro de Santiago a eso de las 19:30 pm en ahumada con alameda se hará una convocatoria con megáfono abierto a todos los que quieran declamar un texto de Rojas, es un reconocimiento hecho por un colectivo de poesía

    el favorito mío ya lo conoces Escrito con L

    besitos y buen fin de semana Francisco

    ResponderEliminar
  2. ¡Que fuerza la de este poema!
    No lo conocía.
    Me ha gustado mucho.
    Gracias.
    Salud

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo que vengo conociendo a Rojas, disfrutando a Rojas. Incluso mantengo atención sobre su estado de salud.
    Precioso poema.

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.