Me ven ahora

27 de marzo de 2011

Domingo a domingo Jorge Teiller (Chile, 1935-1996), El cielo cae con las hojas, 1958




Sólo nos queda mirar la luz de la luciérnaga,
ese último chispazo de la hoguera del verano
flotando en el silencio del bosque.
Miremos la luz de la luciérnaga.
A ella se ha reducido el mundo.

Domingo a domingo se sucedieron
rostros besados
junto a ramos de nomeolvides,
sueños secretos que se espían
entre un confuso murmullo de grillos y relojes.

Ahora no sabemos qué hacer.
La mañana es tan vieja,
y su rocío se evapora en las manos.
No sabemos qué hacer entre los muros desolados.
Damos inútiles pasos a lo largo de la casa.

Sólo nos queda mirar la luz de la luciérnaga,
ese débil chispazo de la hoguera del verano
más breve que la memoria de una ola.
Miremos la luz de la luciérnaga.
A ella se ha reducido el mundo

3 comentarios:

  1. Hola!!!!

    ¡Qué reparador es el otoño!!!!
    Cuantas palabras bien conjugadas entre sí, es una belleza….cuantas veces me he quedado inmóvil en la noche de campo contemplando las luciérnagas, pensando en no sé qué….

    Te convido un mate amargo que tengo a mi derecha mientras te escribo y te doy un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  2. confieso mi ignorancia con este autor, nada de él he leído, y por ahora tampoco lo haré, cosas que a una le pasan jajaja

    buen domingo

    ResponderEliminar
  3. Ahora que lo leo, hace mil años que no veo la luz de una luciérnaga...
    ¿Será que han desaparecido de por aquí?
    Salud

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.