Me ven ahora

14 de octubre de 2011

Cecilia Casanova De “Estudio número cinco” Monte Avila editores, Caracas, 1982



LAS TRISTES FORMAS DE COMUNICARNOS


La noche entera viajamos turnándonos a Javiera en los brazos
Pese al cansancio cantábamos
todos íbamos cantando
mientras la nieve cubría los vagones
y la tristeza se acumulaba en nosotros
Tristeza a la que iríamos habituándonos
como si nos hubiera salido un corazón más
u otra mano
Bueno madre usted comprende...
Y yo comprendo cuando Camila en el trópico
rompe su piñata embadurnando la alfombra
y Sebastián llora en el baño
como fondo de una cassette
Tristes formas de comunicarnos.

3 comentarios:

  1. Así es Francisco, había leído este poema tan triste como muchos de Cecilia.
    Qué bueno es este rescate de su poesía, así cuando la gente busque sus poemas encontrará tus páginas y las mías.

    ResponderEliminar
  2. ana maría parentelunes, octubre 17, 2011

    Se puede estar triste cuando nuestros niños son pequeños?

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.