Me ven ahora

27 de junio de 2012

El hombre imaginario Nicanor Parra

El hombre imaginario

El hombre imaginario 
 vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
 a la orilla de un río imaginario

 De los muros que son imaginarios
 penden antiguos cuadros imaginarios
 irreparables grietas imaginarias
 que representan hechos imaginarios
 ocurridos en mundos imaginarios 
 en lugares y tiempos imaginarios

 Todas las tardes tardes imaginarias 
 sube las escaleras imaginarias
 y se asoma al balcón imaginario 
 a mirar el paisaje imaginario 
 que consiste en un valle imaginario
 circundado de cerros imaginarios

 Sombras imaginarias
 vienen por el camino imaginario
 entonando canciones imaginarias
 a la muerte del sol imaginario

 Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria 
 que le brindó su amor imaginario 
 vuelve a sentir ese mismo dolor 
 ese mismo placer imaginario
 y vuelve a palpitar
 el corazón del hombre imaginario


 de Hojas de parra (Santiago, Ganímedes, 1985)

5 comentarios:

  1. Mejor vivir la cruda realidad, aunque algunos corazones sensibles inventen imaginarias ilusiones, posiblemente para no sufrir.
    La vida real ofrece dias y noches de luna maravillosos, qué el hombre imaginario se puede perder.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Eva: La mujer que inspiró su poema "El hombre imaginario" era casada. Para él -tal como lo cuenta en el libro de Leonidas Morales, Conversaciones con Nicanor Parra-, "ella era la mujer que yo soñaba, y que yo buscaba y que creía haber encontrado". Aquello ocurrió en 1978. Él tenía 64 años; ella, 32. "Cuando me pulverizó, entonces ella me dejó, me abandonó". Tiempo después, ella optó por el suicidio y Parra inmortalizaría ese idilio en uno de sus poemas más hermosos.

    ResponderEliminar
  3. Este debe ser uno de los poemas más hermosos, escrito en lengua hispana.
    La inspiradora de este poema se llamaba Ana María Molinari Vergara
    En el poema todo es imaginario... todo, menos el dolor, un dolor que traspasa el texto.
    Nicanor Parra ha dicho: "lo escribí con una pistola sobre el escritorio. Era eso o el suicidio"
    "El idilio duró apenas dos meses..."

    El cuadro con que acompañas el poema me encanta. Es de René Magritte y expresa muy bien la idea de ilusión "imaginaria" a partir de algo real.

    Un abrazo grande, amigo

    (¡Me sorprendiste Francisco!, lo estaba preparando, porque pensaba subirlo a mi blog)

    ResponderEliminar
  4. Clarissa: gracias por complementar mi entrada, es muy interesante.
    Siento que me haya adelantado, pero igual puedes publicarlo.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  5. Todo está bien, Francisco.

    Te comenté lo que estaba haciendo porque encontré cierta sincronicidad. Algo que se da sin razón aparente.
    Lo encuentro curioso y hasta simpático.

    Abrazos

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.