Me ven ahora

9 de junio de 2012

Wislawa Szymborska / Mi difícil vida con la memoria

La persistencia de la memoria
Salvador Dalí, 1931
Museo de Arte Moderno de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos


En este poema "Mi difícil vida con la memoria", uno se pregunta por los espacios en que uno estuvo y que ya no reconoce como suyos, momentos que corresponden- creo yo- a sensaciones extrañas, como si allí hubiese habido otro “yo”, una especie de desdoblamiento del alma.

Soy mal público para mi memoria.
Quiere que continuamente escuche su voz,
y yo no dejo de moverme, carraspeo,
escucho y no escucho,
salgo, regreso y vuelvo a salir.

Quiere ocupar mi atención y mi tiempo por completo.
Cuando duermo le resulta fácil.
De día, depende, y eso le molesta un poco.

Me desliza insistente antiguas cartas, fotografías,
trata hechos importantes y sin importancia,
pone la mirada en paisajes inadvertidos,
los puebla con mis muertos.

En sus historias siempre soy más joven.
Es agradable, sólo que para qué seguir insistiendo en eso.
Los espejos me dicen otra cosa.

Se enfurece cuando me encojo de hombros.
Y, vengativa, me echa en cara todos mis errores,
graves, luego fácilmente olvidados.
se mira a los ojos, espera a ver qué digo.
Al final me consuela con que pudo haber sido peor.

Quiere que viva ya sólo con ella y para ella.
De preferencia en una habitación oscura y cerrada,
y en mis planes hay siempre un sol presente,
nubes actuales, caminos en curso.

A veces estoy harta de su compañía.
Le propongo separarnos. Desde hoy y para siempre.
Entonces sonríe compasiva,
pues sabe que para mí también sería una condena.

Del libro Aquí, Bartleby editores, Madrid, 2009, traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano

2 comentarios:

  1. Oooooh Francisco, no conocía este poema, me lo quiero llevar al blog ¿me lo regalas?
    Tú tienes sus libros y allí hay tesoros como éste. Tan poco conocida que es esta poeta y tan grande que es.
    Te leo siempre, aunque soy floja para comentar, siempre ando apurada.
    Un abrazo y feliz fin de semana, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Yo hoy me tendi a su lado, la miré a los ojos y escuché algunas histórias que había dejado guardadas en el fondo de mi memoria, al levantarme las escribí en un papel y mientras lo hacía volví a vivir esos momentos, despues encendí el ordenador y fue extrañamente hermoso leer este poema y pensar que comparto pensamientos con personas que no conozco. Un abrazo.

    ResponderEliminar

• ¡Tus comentarios son muy bienvenidos!, puedes mostrar tu opinión si lo deseas, y de hecho me encantaría leerla ya sea a favor o en contra, solamente pido respeto hacia las opiniones de las personas que hayan comentado. Los que contengan insultos o spam comercial serán borrados. Si tu único objetivo es poner el link de tu blog con un breve mensaje genérico casi mejor que no pierdas el tiempo.